Vida desde Marte:
El Descubrimiento

 

Un equipo de científicos de la NASA en el Centro Espacial Johnson y la Universidad de Stanford han encontrado la evidencia que sugiere firmemente la existencia de vida primitiva en Marte hace más de 3,600 millones de años.

El equipo, fundado por la NASA, ha encontrado las primeras moléculas orgánicas de origen marciano; algunas trazas minerales características de la actividad biológica; y posiblemente fósiles microscópicos de oganismos primitivos, parecidos a las bacterias en el interior de una vieja roca marciana que cayó en la Tierra en forma de meteorito. Este conjunto de evidencias indirectas de una vida pasada se presentará en el número del 16 de Agosto de la revista Science, incluyendo las extensas investigaciones de la comunidad científica para alcanzar un consenso futuro que confirmará o negará las conclusiones alcanzadas por este equipo.

Evidencia Fotográfica

A continuación se recogen las evidencias fotográficas del descubrimiento de vida primitiva en Marte.

 ¿Vida en Marte? – Estructuras Microscópicas
En el centro de esta imagen obtenida con el microscopio electrónico de un pequeño trozo de meteorito aparecen varias estructuras pequeñas que son posiblemente fósiles microscópicos de organismos primitivos, parecidos a las bacterias, que podrían haber vivido en Marte hace más de 3,600 millones de años. Una investigación realizada durante dos años por un equipo de investigadores de la NASA encontró moléculas orgánicas, trazas minerales características de la actividad biológica y posiblemente fósiles microscópicos tal como estos en el interior de una vieja roca marciana que cayó en la Tierra en forma de meteorito. Los mayores de estos posibles fósiles tienen menos de la centésima parte del espesor de un cabello humano mientras que la mayoría son diez veces más pequeños. 

Estructuras Microscópicas en Forma de Tubo
Esta imagen del miscroscopio electrónico es un detalle de la parte central de la foto número S96-12301. Mientras que la naturaleza exacta de estas estructuras tubulares no se conoce todavía, una posible interpretación es que pudieran ser fósiles microscópicos de organismos parecidos a las bacterias que podrían haber vivido en Marte hace más de 3,600 millones de años. Una investigación realizada durante dos años por un equipo de investigadores de la NASA encontró moléculas orgánicas, trazas minerales características de la actividad biológica y posiblemente fósiles microscópicos tal como estos en el interior de una vieja roca marciana que cayó en la Tierra en forma de meteorito. Los mayores de estos posibles fósiles tienen menos de la centésima parte del espesor de un cabello humano mientras que la mayoría son diez veces más pequeños. 

Estructuras Microscópicas Tubulares
Esta imagen del microscopio electrónico muestra unas estructuras tubulares extremadamente pequeñas que son posiblemente fósiles microscópicos de organismos parecidos a las bacterias que podrín haber vivido en Marte hace más de 3,600 millones de años. Una investigación realizada durante dos años por un equipo de investigadores de la NASA encontró moléculas orgánicas, trazas minerales características de la actividad biológica y posiblemente fósiles microscópicos tal como estos en el interior de una vieja roca marciana que cayó en la Tierra en forma de meteorito. Los mayores de estos posibles fósiles tienen menos de la centésima parte del espesor de un cabello humano mientras que la mayoría son diez veces más pequeños. Estas estructuras similares a fósiles fueron encontradas en carbonatos formados a lo largo de fracturas pre-existentes en el meteorito, de forma parecida a la presencia de fósiles en las calizas terrestres, aunque a escala microscópica. 

Estructuras Microscópicas en Forma de Huevo
Esta imagen del microscopio electrónico muestra varias estructuras en forma de huevo, algunas de las cuales podrían ser fósiles microscópicos de origen marciano tal como se discute en una investigación de la NASA publicada en el número del 16 de Agosto de la revista Science. Una investigación realizada durante dos años por un equipo de investigadores de la NASA encontró moléculas orgánicas, trazas minerales características de la actividad biológica y posiblemente fósiles microscópicos tal como estos en el interior de una vieja roca marciana que cayó en la Tierra en forma de meteorito. Los mayores de estos posibles fósiles tienen menos de la centésima parte del espesor de un cabello humano mientras que la mayoría son diez veces más pequeños. 

Estructuras Microscópicas Tubulares
Esta imagen del microscopio electrónico muestra varias estructuras tubulares que podrían tener un origen marciano. Estas estructuras son muy parecidas en forma y tamaño a los extremadamente pequeños microfósiles que se encuentran en algunas rocas terrestres. Esta fotografía es parte de un informe publicado por un equipo de investigadores de la NASA en el número del 16 de Agosto de 1996 de la revista Science. Una investigación realizada durante dos años por un equipo de investigadores de la NASA encontró moléculas orgánicas, trazas minerales características de la actividad biológica y posiblemente fósiles microscópicos tal como estos en el interior de una vieja roca marciana que cayó en la Tierra en forma de meteorito. Los mayores de estos posibles fósiles tienen menos de la centésima parte del espesor de un cabello humano mientras que la mayoría son diez veces más pequeños. 

  Estructuras Microscópicas en Forma de Tubo
Esta imagen del miscroscopio electrónico de barrido muestra una rara estructura tubular con un ancho inferior a la centésima parte del espesor de un cabello humano, que ha sido encontrada en el meteorito ALH84001, un meteorito que se cree es de origen marciano. Aunque esta estructura no forma parte del informe que ha sido publicado en el número del 16 de Agosto de la revista Science, está localizado en un glóbulo de carbonato similar. Esta estructura será objeto de investigaciones posteriores que podrían confirmar si es la evidencia fósil de la exitencia de una vida primitiva en Marte hace 3,600 millones de años. 

Meteorito ALH84001
Esta roca de 4,500 millones de años de antigüedad, etiquetada como meteorito ALH84001, se cree que pudo haber formado parte de Marte y contener la evidencia fósil de una vida primitiva que podría haber existido en Marte hace más de 3,600 millones de años. La roca es una porción de un meteorito que se desprendió de Marte debido a un gigantesco impacto hace 16 millones de años y que cayó en la Tierra sobre la Antártida hace 13,000 años. El meteorito fue encontrado en el campo de hielo de las Colinas Allan, en la Antártida, por una expedición anual del Programa para Meteoritos Antárticos de la Fundación Científica Nacional en 1984. Se conserva para su estudio en el Laboratorio de Procesamiento de Meteoritos perteneciente al Centro Espacial Johnson en Houston. 

Góbulos Minerales Anaranjados con Carbonatos
Esta fotografía muestra unos glóbulos anaranjados de carbonato encontrados en un meteorito, denominado ALH84001, que se cree perteneció alguna vez a Marte. Se piensa que estos carbonatos del meteorito formaron parte de Marte hace más de 3,600 millones de años. Su estructura y composición química sugieren que podrían haberse formado con la participación de organismos primitivos, parecidos a bacterias. Una investigación realizada durante dos años por un equipo de investigadores de la NASA encontró moléculas orgánicas, trazas minerales características de la actividad biológica y posiblemente fósiles microscópicos tal como estos en el interior de carbonatos como los de este meteorito.