Los rovers en apuros

Lunes, 23 de Julio de 2007

Habiendo explorado Marte por tres años y medio en una misión de tres meses, los dos rovers de la NASA están viviendo su mayor desafío.

Habiendo explorado Marte por tres años y medio en una misión de tres meses, los dos rovers de la NASA están viviendo su mayor desafío.

Durante casi un mes, una serie de fuertes tormentas de polvo han afectado al rover Opportunity y en menor medida a Spirit.

El polvo en la atmósfera marciana sobre Opportunity ha bloqueado el 99 por ciento de la luz solar directa que le llegada, dejando sólo una cantidad limitada de luz difuminada del cielo para obtener la energía.

Los científicos creen que las tormentas durarán muchos días o semanas aun. "Estamos preparando nuestros rovers para sobrevivir a estas tormentas, pero nunca fueron diseñados para condiciones tan intensas", dice Alan Stern, Administrador Asociado de la NASA.

Si la luz solar falta durante un extenso periodo de tiempo, los rovers no serán capaces de generar la suficiente potencia como para mantenerse calientes y funcionales, incluso en un estado de letargo.

Los rovers usan calentadores eléctricos para mantener cálidos algunos componentes electrónicos vitales para evitar su congelación.

Antes de que la tormenta de polvo comenzara a bloquear la luz solar el pasado mes, los paneles solares de Opportunity habían producido unos 700 W hora de electricidad cada día.

Cuando el polvo en el aire redujo la capacidad de los paneles se llegó a menos de 400 W hora y fueron suspendidas la mayoría de observaciones y los movimientos del rover, incluyendo el brazo robótico, las cámaras y los espectrómetros.

El martes 17 de julio la potencia generada por los paneles de Opportunity bajó hasta los 148 W hora, el punto más bajo que jamás ha tenido el rover.

El miércoles la potencia bajó aun más, para quedar en unos escasos 128 W hora. Los ingenieros de la NASA están tomando medidas para proteger a los rovers y en especial a Opportunity el cual se está llevando la peor parte de la tormenta.

Estos rovers están mostrando unas capacidades robustas de supervivencia. Spirit que se encuentra en una localización con tormentas menos severas ha sido instruido para conservar la energía de las baterías limitando sus actividades.

"Estamos realizando acciones más agresivas con ambos rovers que las que nunca hemos hecho antes", dice John Callas, director del proyecto.

Durante el día 1.236 de Opportunity que acabó el martes, los movimientos y todas las observaciones de ciencia ya habían sido suspendidas.

El rover aun usa más energía de la que sus paneles solares pueden generar en ese día, por lo que se está mermando su batería.

"Lo único que nos queda por hacer es cortar algunas de las sesiones de comunicación", dice Callas.

Para minimizar la cantidad de energía que está usando Opportunity, los controladores de la misión enviaron comandos el miércoles 18 de junio, diciéndole al rover que se salte las comunicaciones con la Tierra el jueves y el viernes.

Esta es la primera vez que los rovers han sido instruidos para saltarse las comunicaciones por más de un día para ahorrar energía.

Los ingenieros calculan que sin las sesiones de comunicación la energía diaria necesaria será menor de los 130 W hora.

Un posible resultado de esta tormenta es que uno o ambos rovers puedan ser dañados permanentemente o incluso quedar sin uso. Los ingenieros comprobarán el estado y las capacidades de cada rover cuando finalicen las tormentas.