Japón desarrolla ascensor espacial; persona común entrará en espacio directamente en ascensor



“El
ascensor sube; la próxima parada es el Universo.” Los científicos han
iniciado sus esfuerzos por hacer de este sueño una realidad: La
humanidad puede entrar en el Universo directamente en “ascensor
espacial” en lugar de contar con el apoyo de cohete. Según el diario
“Asahi Shimbun”, el equipo de investigación del “ascensor espacial”,
reunido ya en Japón, realizará la Primera Convención Internacional de
Tokio para reclutar investigadores de ultramar.

https://i1.wp.com/www.futura-sciences.com/uploads/tx_oxcsfutura/space-elevator2.jpg

Los científicos
se proponen lanzar un satélite estático al espacio a 36.000 kilómetros
sobre el ecuador de la Tierra y desde el satélite estático baja un
cable de nanomaterial. Aprovechando este cable, se instalará un
ascensor para subir y bajar, de manera que esté hecha una nave espacial
tipo ascensor.

Con el propósito de llegar a un equilibrio para
evitar que el satélite estático sea arrastrado hasta la superficie de
la Tierra por el excesivo peso del ascensor, se propone tender otro
cable y dejar la parte superior del cable en suspensión, con miras a
aliviar la atracción de la Tierra que soporta el “ascensor espacial”.
De esta manera, la longitud total de cables llegará a 100.000
kilómetros, lo que supone una cuarta parte de la distancia total entre
la Tierra y la Luna.

https://i2.wp.com/eltamiz.com/wp-content/uploads/2008/04/ascensor-espacial.png

El lanzamiento de un cohete necesita una gran
cantidad de combustibles para librarse de la atracción de la Tierra,
mientras que el “ascensor espacial” no lo necesita, más la corta
distancia, el costo será 1% de los gastos del viaje espacial de la
actualidad. Se prevé que el monto de los gastos de construcción de esta
obra llegará a un billón de yenes, es decir, unos 67.000 millones de
yuanes.

https://i1.wp.com/www.liftport.com/papers/SE_Roadmap_diagram_v1beta_screen.png


Con anterioridad, el problema principal que los
científicos enfrentaban era la elección de material del cable. El
material debe resistir al peso del ascensor y, a la vez, debe tener una
dureza 180 veces la de acero. Por un descuido, el cable podría tener
una ruptura en el espacio. Luego de una investigación, los científicos
desarrollaron finalmente una fibra llamada “nanotubos de carbono” que
llega a una cuarta parte de la dureza necesitada. Esta ya es la
sustancia de dureza más cercana a la estándar en la actualidad.